Masajeador

Hay distintas maneras de relajarse actualmente. La vida cotidiana puede ser estresante y agotadora físicamente con tantas actividades. Después de un ajetreado día de trabajo, ya sea en la oficina, en casa o tras hacer algún tipo de ejercicio físico, pocas cosas son tan agradables y placenteras como un buen masaje. ¿No estás de acuerdo?

Disponer de un masajeador en casa puede mitigar la tensión incluso después de un día agotador. Estos son dispositivos que usamos para los momentos en los que tengamos un rato libre y darle un respiro a nuestros músculos y cuerpo cansado. ¿Alguna vez has usado alguno? Los hay para diferentes zonas del cuerpo.

Los 3 masajeadores más vendidos

¿Qué tipo de masajeador necesitas?

Los aparatos de masaje, también conocidos como masajeadores, pueden ser aparatos eléctricos o manuales que, cuando se utilizan en determinadas zonas del cuerpo, ayudan a reducir la tensión muscular, pueden aliviar dolores y ayudan a eliminar el cansancio muscular, entre otras beneficios. En cierto modo, estos dispositivos simulan el trabajo de una masajista, para intentar tener un tiempo de relax.

Según la zona del cuerpo donde necesitemos o queramos relajar, encontraremos diferentes masajeadores para las distintas zonas corporales.

Tipos de masajeador

¿Para que es beneficioso el uso de un masajeador?

El uso de equipos de masaje en el hogar se ha visto incrementado, en los últimos años debido a la facilidad y comodidad de uso y no tener que recurrir a un masajista profesional para tener unos minutos de relajación. Los motivos por los que los usuarios recurren a este tipo de dispositivos pueden ser muy diferentes, pero la principal es el estrés acumulado a diario (que puede deberse a distintas causas), pero también existen otras causas como:

  • Contracturas musculares
  • Sobrecarga de trabajo
  • Dolor o lesión después de la actividad física.
  • Celulitis
  • Problemas de postura
  • Tensión muscular
  • Migraña
  • Problemas con el cabello
  • Rejuvenecimiento de la piel (especialmente facial)

Detalles a tener en cuenta a la hora de comprar un masajeador

  • Los masajeadores son aparatos diseñados específicamente para aliviar diversas dolencias o molestias musculares del cuerpo. Estos pueden deberse al estrés, la fatiga o la sobrecarga laboral, entre otras motivos. La idea es aplicar el masajeador en la zona del cuerpo que está sufriendo molestias musculares para intentar aliviarlas.
  • Los masajeadores más normales que podemos hallar hoy en día son eléctricos porque requieren que hagamos menos esfuerzo, pero hay masajeadores manuales que pueden ser igual buenos y prácticos. Sin embargo, la verdadera clasificación de estos equipos de masaje, se da a nivel del área o áreas del cuerpo a la que están destinadas: generalmente hay equipos de masaje para las distintas partes del cuerpo como pueden ser el cuello uterino, la espalda, el cuello, los pies, los hombros o una combinación de algunos de estos.
  • Si queremos tener un alivio real con el uso de un masajeador, hay algunos pautas de compra que debe considerar como pueden ser: área del cuerpo a la que está dirigido y diseñado para ella, tipo de uso, diseño y peso, niveles disponibles y tipos de masajes diferentes o la seguridad, entre otros